La importancia de ser Maker

abril 10th, 2013 § 0 comentarios

Últimamente no puedo evitar hacerNos hemos acostumbrado a vivir la vida de forma pasiva. Cuando viajamos a otro país escuchamos las explicaciones del guía y nos volvemos a subir en el autobús para ir al siguiente destino. De compras nos limitamos a pagar por uno  de los cuatro modelos predefinidos que existen porque “es lo que hay”. Cuando llegamos a casa después del trabajo miramos la televisión o pasamos horas y horas en las redes sociales actualizando la página porque nos da pereza empezar a hacer algo.

Bicicleta para grupos en el maker faire de Henry ford museum por Maya C.

Bicicleta para grupos en el maker faire de Henry ford museum por Maya C.

Pero, afortunadamente, mi cuerpo me pide disfrutar de un entretenimiento más activo. ¿Y sabéis que es lo mejor? Una vez que empiezas engancha. He comenzado por fabricarme los productos en vez de comprarlos. Por supuesto no podemos vivir haciendo todas las cosas que necesitamos pero realizar yo misma algunas de ellas hace que me sienta bien por las siguientes razones:

  • Es justo el producto que a mí me gusta. Podemos personalizar lo que hacemos para que nos represente y nos sintamos reflejados en el producto. Las verduras las cultivo a mi manera y tengo total conocimiento de donde proceden. ¿Que no te gustan las zapatillas blancas y que no hay otra cosa en las tiendas? Pues pintalas. Si quieres ayudar al medio ambiente y reutilizar cosas, también puedes.
Joven creando sus propias prendas en una de las actividades de la asociación Portland Sewing.

Joven creando sus propias prendas en una de las actividades de la asociación Portland Sewing.

  • Lo que yo construyo/hago tiene más valor que lo que compro. Invertir parte de nuestro valioso tiempo en crear algo hace que seamos más conscientes del valor que tiene. En ese producto ponemos todo nuestro esfuerzo, nuestras ilusiones y al usarlo nos acordamos de todo ello. Indirectamente también nos cuesta más esfuerzo deshacernos de el y suelen ser productos que por el valor sentimental que tienen nos acompañan durante toda su vida útil. Al fin y al cabo, hemos vivido una experiencia en el proceso.
  • Aprendo cosas nuevas todos los días. Nadie sabe hacer de todo pero solo hace falta ganas y paciencia para aprender. En internet tenemos todo lo que necesitamos para aprender cualquier cosa. Solo que tenemos que introducir las palabras mágicas how to o DIY (do it yourself) y obtendremos un sin fin de recursos. O mejor aun, pide a alguien cercano que te enseñe, es una forma agradable de pasar más tiempo con los que nos rodean.
Niños aprendiendo a soldar en el mini maker faire de East Bay.

Niños aprendiendo a soldar en el mini maker faire de East Bay.

  • ¡Porque yo lo valgo! Es sano tener amor propio y resulta divertido mostrar al mundo nuestro arte. Si has invertido tiempo y esfuerzo en hacer algo lúcete y muestralo. Si encima lo haces en la red y explicas el proceso para que lo pueda hacer otra mucha gente mejor que mejor.

A todo esto se le llama ser un Maker. No hace falta tener que fabricar impresoras 3D o automatizar nuestra casa con Arduino. Reparar bicicletas y reutilizar objetos, hacernos una bufanda o tunear el coche también es ser Maker. Es hacer simple y llanamente.

Tags , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>