Don’t make me think

marzo 17th, 2013 § 0 comentarios § permalink

librokrug

Datos técnicos

Escritor: Steve Krug

Páginas: 216

Publicación: 2005 (2º ed.), New Riders.

Idioma: Ingles

Temática: UX, diseño web.

En otras ocasiones he trabajado analizando la usabilidad de los productos pero tenía ganas de comprobar si las técnicas y conceptos utilizados por los diseñadores de experiencias (también conocidos como “UX designers”) eran similares o no. Al fin y al cabo una web o una aplicación móvil también es un producto. Para matar mi curiosidad y salir de dudas me animé a leer el libro Don’t make me think de Steve Krug considerado uno de los clásicos sobre usabilidad web y diseño de experiencias en la red.

El libro comienza por situarnos en la red. Enseña cómo utiliza la gente las páginas web: que lee, que no, que clics hace, que busca… y a raíz de este análisis hace hincapié en la importancia de diseñar correctamente una web y en la necesidad de estudiarla de vez en cuando para mejorarla. Para realizar un estudio de la usabilidad de una página nos explica diferentes conceptos útiles (o en algunos casos indispensables) que se deben aplicar como puede ser una clara arquitectura de información y facilidad de movimiento entre las páginas, entre otros. Por último, Krug muestra mediante unos pocos ejemplos como se pueden realizar fiables test de usabilidad sin necesidad de grandes inversiones.

Los textos del libro está en todo momento acompañados por imágenes y gráficos.

Los textos del libro está en todo momento acompañados por imágenes y gráficos.

Don’t make me think es un libro breve y muy ameno. Aunque el libro esté enfocado a programadores no está escrito con un lenguaje técnico y cualquiera puede comprender fácilmente su contenido (incluso el ingles es muy sencillo). Sí que es cierto que al ser un libro editado en el 2000 la primera edición los ejemplos de las páginas no son muy actuales. Si visitamos las páginas citadas en el libro podemos observar que a día de hoy las páginas están mucho más cuidadas y es posible que las problemáticas de hoy en día sean diferentes a los que el escritor nombra.

Hay que dejar claro que el libro es una introducción al UX. Es un libro bastante superficial que no se sumerge en las problemáticas ni ahonda mucho en los temas. A día de hoy los análisis son mucho más exhaustivos  existen multitud de técnicas de testeo que no se citan y existen nuevos problemas de usabilidad que hace 10 años no eran relevantes. Con lo cual no recomiendo el libro a gente que tenga conocimientos sobre usabilidad web. Para gente como yo que quiera conocer un poco más el mundo UX es un libro muy interesante.

Os dejo con un vídeo donde el autor habla de la usabilidad desde un punto de vista más actual.

Soy diseñadora industrial y no hago logotipos

enero 24th, 2013 § 0 comentarios § permalink

Sí, este texto es una pequeña pataleta, o un mimimí como lo llaman algunos amigos. Es un texto en el que pretendo dejar claro que cuando se habla de diseño no solo nos referimos a jóvenes artistas que dedican el tiempo a hacer carteles y tarjetas de visita (a lo cual no le quito merito por cierto).

Auriculares diseñados por un diseñador industrial donde se trabaja el aspecto, la forma de fabricar y los materiales entre otras cosas.

Auriculares de Franklin Gaw: un ejemplo de diseñador industrial donde se trabaja el aspecto, la forma de fabricar y los materiales entre otras cosas.

El ordenador que estas usando actualmente para leer este articulo ha sido concebido por un diseñador industrial el cual se dedica a idear el aspecto del producto y a coordinar diferentes perfiles de personas que participarán en su construcción como ingenieros mecánicos y eléctricos, gente de marketing, etc. De la misma manera la silla en la que probablemente estés sentado, el coche o tren que utilizas para moverte o la máquina de fitness que utilices en el gimnasio habrá pasado por las manos de un diseñador de producto (una posible especialización del diseño industrial).

Diseño de estructura de una página web realizado por soxiam. Un ejemplo de diseño de interfaces.

Diseño de estructura de una página web realizado por Soxiam. Un ejemplo de diseño de interfaces.

La página que visitaste antes de leer este artículo fue seguramente creado por un diseñador web el cual ha puesto todo su empeño en teclear código para que nosotros podamos navegar y hacer nuestras compras online. Seguramente esta persona sea también diseñador de interfaces o trabaje con uno de ellos para poder tener conocimiento estético y de usabilidad para hacer tu estancia en la web más cómoda y agradable o facilitarnos la compra para que gastemos mucho.

Análisis de experiencia de usuario cuando compra un libro online o en librería local. Trabajo de Yanfang Wei.

Análisis de experiencia de usuario cuando compra un libro online o en librería local. Trabajo de Yanfang Wei.

Pero dejemos a un lado la tecnología y la red, porque el trabajo de un diseñador se puede ver en cualquier parte.  Dentro de poco he quedado con algunos amigos para ir a cenar a un restaurante. En ese restaurante es posible que haya trabajado un diseñador de experiencias que ha realizado un análisis de la actividad y las necesidades del usuario para mejorar su estancia en el local. Sí, seguramente el diseñador gráfico haya colaborado con los logotipos de la empresa de ordenadores, con las tarjetas de visita, el cartel del restaurante o con las imágenes de la web. Pero no deja de ser otra especialización más de lo que es el diseño.

Os invito a entrar en páginas como Behance o Coroflot y analizar la cantidad de categorías que existen (vale, no todas son de diseño pero si muchas) donde también podéis ver ejemplos de cada especialización.

 

Processing: de las ecuaciones a la imagen

octubre 30th, 2012 § 0 comentarios § permalink

Me apasionan los productos e imágenes con formas orgánicas, generalmente formas imposibles y poco vistas en los productos que utilizamos en la vida cotidiana. Actualmente, gracias a las impresoras 3D podemos encontrar empresas como Nervous System que fabrican joyería y lámparas con estos procesos pero… ¿Cómo hacen para diseñarlos? Podríamos utilizar cualquier programa CAD para proyectar estas peculiares formas pero nos llevaría muchísimo tiempo y el aspecto quedaría artificial. 

Diseño algorítmico e interactivo realizado con Processing. Clic sobre la imagen para interactuar.

Recientemente, gracias a los cursos Tresnak::Tools de Arteleku conocí la palabra mágica: Processing.

Processing es un lenguaje de programación de código abierto que se utiliza en producción de proyectos multimedia y diseño digital. Realmente, y por lo que he podido ver en diversos eventos, las posibilidades de utilización de este lenguaje son ilimitados. En el libro “The Visual Miscellaneum” de David McCandless encontramos multitud de ejemplos de infografías y visualización de datos realizados con Processing, también se realizan diseños de piezas en 3D como los que podemos encontrar en el flickr de Marius Watz, y otros muchos lo usan para crear nuevas interacciones entre la persona y el ordenador mezclando el movimiento del cuerpo humano, sonidos y vídeos.

 Processing permite mezclar diferentes áreas artísticas como el diseño gráfico, audiovisuales, la fabricación digital e interacciones con el cuerpo humano.

Este lenguaje, adaptado a la programación de gráficos, facilita muchísimo la labor de dibujar. El simple uso de ecuaciones trigonométricas ya es una ventaja pero si hay algo que aventaja a la programación frente a los programas de diseño es el uso de los bucles y condicionales. Además Processing permite generar valores aleatorios mediante el código “random ()” pudiendo crear imágenes espectaculares e inesperadas.

Diseño realizado con Processing y fabricado con impresora 3D. Obra de Marius Watz.

Es cierto que para los que no estamos acostumbrados a programar diseñar mediante algoritmos puede llegar a ser difícil y costoso pero la ventaja es que en la red podemos encontrar multitud de ejemplos y proyectos que comparten el código. Podemos usar estos códigos tanto para aprender como para combinarlos con nuestras creaciones. También tenemos a nuestro alcance infinidad de librerías que nos facilitan el trabajo en caso de querer realizar proyectos más avanzados. Todas estas herramientas podemos encontrarlas en la página oficial Processing.org.

Global village construction set

septiembre 15th, 2012 § 1 comentario § permalink

Hemos hablado del diseño, hardware libre y el potencial de la comunidad mundial  aplicado a la fabricación digital. Pero, ¿Qué pasaría si este concepto lo aplicáramos a cualquier área de la vida, de nuestros trabajos y nuestras relaciones? Podemos encontrarnos desde nuevas maneras de financiar proyectos como el crowdfundin, formas de ayudar al prójimo como los bancos del tiempo, etc… pero aquí hablamos de tecnología y diseño así que os voy a hablar del proyecto Global Village Construction Set (GVCS).

Global Village Construction Kit es un proyecto de la asociación Open source ecology.

Global Village Construction Set es una plataforma que pretende fabricar y documentar las 50 máquinas industriales más utilizadas en la vida moderna. En esta lista podemos encontrar desde excavadoras hasta un motor eléctrico pasando por cortadoras laser, un buldócer, una ordeñadora… Incluso tenemos en la lista un automóvil.

Actualmente ya existen diseñados, construidos, testeados y documentados 4 máquinas: La máquina de fabricar ladrillos, un tractor, un removedor/pulverizador de tierra y un generador de energía.

En el proyecto hay que cumplir con algunas condiciones a la hora de diseñar las máquinas. Tienen que ser ante todo máquinas útiles y de bajo coste. Los materiales que se utilicen tienen que ser fáciles de conseguir por cualquier persona y, en la medida de lo posible, tienen que hacer uso de software y hardware libre. Por supuesto todos los diseños son libres con lo que podemos encontrar toda la información de montaje, planos, materiales necesarios y demás en la wiki del proyecto. Hace unos meses editaron un documento llamado Civilization Starter Kit donde explican de manera detallada y gráfica todos los pasos a seguir para la construcción de estas cuatro máquinas. Con este documento pretenden demostrar a la gente que una economía sostenible (económica, ecológica y social) basándose en el open source es posible.

Por supuesto Global Village Construction Set es un proyecto abierto donde todo el que quiera puede contribuir. Hay diferentes maneras de colaborar. Por una parte se puede ayudar económicamente al proyecto pudiendo ofrecer una sencilla donación o contribuir con una ayuda mensual. Pero si dinero no nos sobra y tenemos ganas de aportar nuestro granito de arena podemos ofrecer nuestro conocimiento y tiempo. En el proyecto buscan ingenieros, diseñadores, fabricantes interesados en prototipar las máquinas, gente que documente el proceso, etc.

Como un artículo se queda corto para contaros todo lo interesante que tiene este proyecto os dejo con un vídeo Ted (4:11) de Marcin Jakubowski, fundador del proyecto.

 

Más información en la página web: www.opensourceecology.org

Ejemplo de metaproducto: EMOTIV EPOC

agosto 30th, 2012 § 1 comentario § permalink

Son muchos los metaproductos que usamos en la actualidad. Uno de los más significativos, y el que fue considerado en su día uno de los mejores metaproductos, fue el iTunes de Apple.  La experiencia de escuchar música en mp3 siempre ha sido una experiencia individual y la transferencia de información solo se realizaba entre usuario, iPod y ordenador personal. La plataforma online iTunes transformó esta herramienta musical en un metaproducto pudiendo facilitar la transferencia de información directamente a la red y desde la red.

El caso de iTunes es un caso sencillo y ya no es extraño encontrar productos conectados a la red. En cambio la investigación y el desarrollo de nuevos metaproductos hacen que las historias de ciencia ficción se conviertan en realidad.

Ejemplo de uso de Emotiv Epoc

Es el caso de EMOTIV EPOC, un casco que lee de forma sencilla las ondas cerebrales. Es un producto compacto y atractivo, carente de cables y de reducido peso que envía la información recogida en la mente a un programa informático. Es un sistema especialmente creado para desarrolladores ya que, mediante librerías especializadas, el usuario puede crear sus propias aplicaciones.

Las posibilidades son infinitas: puede reflejar las expresiones faciales en pantalla o controlar los movimientos de un personaje de videojuego con el pensamiento, también puede informar de estados anímicos al ordenador. La página web de EMOTIV EPOC ofrece diversos ejemplos de aplicaciones de individuos y asociaciones. Este skate controlado por la mente, desarrollando por la asociación Chaoticmoon es uno de los casos que se expone.


Este metaproducto es un claro ejemplo de las nuevas posibilidades de intercambio de información y, estoy segura, no será de los más sorprendentes de los que veremos de aquí en adelante.

Imágenes: www.metaproducts.nl

 

Meta productos

julio 26th, 2012 § 0 comentarios § permalink

Cada vez que asisto a una conferencia de diseño descubro un término o palabra nueva. Esta vez se trata de la palabra “meta producto”. Tras pasar todo el evento con la mosca detrás de la oreja no he podido evitar informarme y cual ha sido mi sorpresa cuando he visto que los integrantes de Booreiland han publicado el contenido de su libro “META PRODUCTS: Meaningful Design For Our Connected World” en su página web (www.metaproducts.nl).

Comencemos por el principio, un metaproducto es un producto o servicio que tiene la capacidad de conectarse a la red facilitando el flujo de información y creando conexiones.

En nuestra sociedad la gestión e intercambio de información cada vez adopta más importancia dejando en un segundo plano los propios productos materiales. Es por esta razón que, como diseñadores debemos adaptarnos a esta situación y darle más importancia a las conexiones y a las redes a las que pertenecen los productos. Además esta información es dinámica, los usuarios son los que generan el contenido mediante sus actos.

Los metaproductos consisten en productos que crean un flujo de información con la red.

La tecnología ha facilitado la creación de una red entre productos, servicios, el entorno y las propias personas. La comunicación entre estas áreas puede ser muy diversa. Las personas suben información sobre los bares y restaurantes que visitan, los productos dan información a las personas como en el caso de un pulsometro y lo podemos compartir con los amigos en las redes sociales, el software de control de un parking puede indicarnos en el momento mediante un mensaje al móvil de la cantidad de plazas libres… Al fin y al cabo, cualquier producto puede ser un punto de conexión con la red y la base de datos que esta genera.

Conexiones entre productos, servicios, ambiente y personas.

Decir también que este término está creado por el estudio Booreiland, escritores del libro mencionado, con diversas e importantes colaboraciones como el MIT, la universidad de Oxford y la universidad de diseño Umea. Al margen de que queramos o no utilizar este nuevo término es importante que conozcamos estos productos y que el análisis de las conexiones sea una parte más de la creación de un producto.

Imágenes: www.metaproducts.nl