Processing: de las ecuaciones a la imagen

octubre 30th, 2012 § 0 comentarios § permalink

Me apasionan los productos e imágenes con formas orgánicas, generalmente formas imposibles y poco vistas en los productos que utilizamos en la vida cotidiana. Actualmente, gracias a las impresoras 3D podemos encontrar empresas como Nervous System que fabrican joyería y lámparas con estos procesos pero… ¿Cómo hacen para diseñarlos? Podríamos utilizar cualquier programa CAD para proyectar estas peculiares formas pero nos llevaría muchísimo tiempo y el aspecto quedaría artificial. 

Diseño algorítmico e interactivo realizado con Processing. Clic sobre la imagen para interactuar.

Recientemente, gracias a los cursos Tresnak::Tools de Arteleku conocí la palabra mágica: Processing.

Processing es un lenguaje de programación de código abierto que se utiliza en producción de proyectos multimedia y diseño digital. Realmente, y por lo que he podido ver en diversos eventos, las posibilidades de utilización de este lenguaje son ilimitados. En el libro “The Visual Miscellaneum” de David McCandless encontramos multitud de ejemplos de infografías y visualización de datos realizados con Processing, también se realizan diseños de piezas en 3D como los que podemos encontrar en el flickr de Marius Watz, y otros muchos lo usan para crear nuevas interacciones entre la persona y el ordenador mezclando el movimiento del cuerpo humano, sonidos y vídeos.

 Processing permite mezclar diferentes áreas artísticas como el diseño gráfico, audiovisuales, la fabricación digital e interacciones con el cuerpo humano.

Este lenguaje, adaptado a la programación de gráficos, facilita muchísimo la labor de dibujar. El simple uso de ecuaciones trigonométricas ya es una ventaja pero si hay algo que aventaja a la programación frente a los programas de diseño es el uso de los bucles y condicionales. Además Processing permite generar valores aleatorios mediante el código “random ()” pudiendo crear imágenes espectaculares e inesperadas.

Diseño realizado con Processing y fabricado con impresora 3D. Obra de Marius Watz.

Es cierto que para los que no estamos acostumbrados a programar diseñar mediante algoritmos puede llegar a ser difícil y costoso pero la ventaja es que en la red podemos encontrar multitud de ejemplos y proyectos que comparten el código. Podemos usar estos códigos tanto para aprender como para combinarlos con nuestras creaciones. También tenemos a nuestro alcance infinidad de librerías que nos facilitan el trabajo en caso de querer realizar proyectos más avanzados. Todas estas herramientas podemos encontrarlas en la página oficial Processing.org.